Apple ha iniciado negociaciones con 2 compañías especializadas en la construcción de baterías para su futuro auto eléctrico.

Apple da un paso más en su plan automovilístico. La compañía de Cupertino ha comenzado la primera etapa de negociaciones con 2 productores de baterías: CATL y BYD. ¿El objetivo? Encontrar un proveedor para su futuro auto eléctrico, el Apple Car.

Según Reuters, Apple ha puesto como condición realizar instalaciones y fábricas de baterías en USA. Coincide de esta forma con el nuevo proyecto de infraestructura de 1,7 billones de dólares postulado por Joe Biden, mandatario de EE.UU., de los que 174 mil millones de dólares estarán con el propósito de promover el mercado nacional de vehículos eléctricos.

Este requisito a causa de la firma de Cupertino podría torcer los planes de CATL, uno de los más importantes proveedores de baterías en automóviles eléctricos. Al parecer, CATL se muestra opuesto a edificar instalaciones en USA para lograr suministrar al Apple Car. Según fuentes del sector, por las tensiones políticas entre USA y China, además de la inquietud por los altos costes que supondría adentrarse en el mercado norteamericano.

Sin embargo, la noticia ha beneficiado a BYD. Sus ocupaciones en Hong Kong han incrementado en hasta un 5,4% a lo largo de las últimas horas de la tarde. CATL inició con pérdidas iniciales, aun cuando cerró con una ligera subida del 0,5%.

El Apple Car, con baterías de litio-ferrofosfato

Al parecer, Apple estaría interesada en las baterías litio-ferrofosfato, las cuales usan materiales más económicos que el níquel y cobalto. Por ahora, ni Apple ni los fabricantes de baterías han confirmado las negociaciones alrededor del Apple Car. Tampoco queda claro si la compañía de Cupertino está manteniendo conversaciones con otros proveedores de baterías.

Sin embargo, la fuente menciona que la compañía además podría integrar su propia tecnología de baterías. No obstante, se desconoce hasta qué punto podrían influir CATL y BYD en los planes de diseño y tecnología de Apple. Se espera que primer transporte eléctrico de Apple entre en producción a lo largo del 2024.