En un mercado cada vez más extenso y diverso, es fundamental saber resaltar sobre los competidores. Allí, los pequeños detalles son primordiales, puesto que irán sumando actividades que formarán y difundirán la imagen de marca. Por ello, el merchandising en las empresas se convirtió en un plan de marketing que ayudará a alcanzar las metas.

A priori, varios lo creen una locura por el desembolso económico, pero se debe considerar que hablamos de una inversión que ayudará a retener o conseguir consumidores. Un artículo con la imagen de tu compañía es una manera de darse a conocer. Ofreces productos útiles más allá de tus servicios y podría decirse además que tu logo o lema se queda grabado en el subconsciente de esos que ven dicho objeto. De esta forma va a poder influir en la elección de compra del cliente y, en poco tiempo, el desembolso en merchandising se verá reflejado en un aumento de las ventas.

La forma de sacar el mayor partido al merchandising en empresas

Desde luego, ninguna subida de ventas se produce de la nada. La compañía debería considerar un plan para llevar a cabo su merchandising. Hay varios componentes a examinar para lograr llegar a los consumidores. Lo primero de todo, puesto que marcará la primera impresión, son los colores, formas y tamaños del logo o eslogan. Esto dependerá además del artículo que se va a personalizar, puesto que tiene mucho que decir en el momento de decidir un diseño. Por ejemplo, determinará un elemento tan fundamental como la técnica de marcaje a utilizar.

Por otro lado, poseemos el objeto que se va a usar. Puede relacionarse o no con la idiosincrasia del comercio, o bien optar por algo diferente. Lo que sí se debe tener claro es que aquel artículo te representará, por lo cual debemos ser cuidadosos con la elección. Una buena elección es la del merchandising ecológico, puesto que da una imagen comprometida con el medio ambiente y eso es bastante valorado entre los individuos. Loguideas, empresa de merchandising de Argentina, por ejemplo, se dedica al desarrollo de regalos corporativos de toda clase. Entre sus productos desarrollados se encuentran los de la categoría ECO, que están hechos a base de materiales reciclables.

Generalmente, los productos personalizables abarcan toda clase de espacios.

Estos son algunos de los productos personalizables más destacados

  • Ocio y viajes: botellas, linternas, toallas…
  • Escritura: cuadernos, bolígrafos, agendas…
  • Textiles: camisetas, paraguas, polos…
  • Bolsas y mochilas
  • Artículos involucrados con lapso vacacionales como el verano o la Navidad.

Pero esta clase de ocupaciones no se quedan solo en los productos publicitarios, además se debe considerar que tenemos la posibilidad de personalizar nuestros propios servicios comunes para dar a conocer la marca. Uno de los recursos más usados es el packaging. Es fundamental que se encuentre bien presentado, pero los consumidores también valoran de manera bastante positiva que tenga matices corporativos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *